Sondas de medición estándar

AX/S Accionamiento por muelle
  • Rangos de medición de ±0,25, ±0,5 , ±1, ±1,5,
    ±2,5, ±5 y ±10 mm
  • Error de linealidad <0.5% medición
  • Repetibilidad hasta 0,05 µm
  • Gama completa de puntas disponible
  • Accionamiento por muelle
  • Fuerza de punta 0,7 N (opciones disponibles)
  • Grado de protección IP65
  • LVDT y Half Bridge opciones

Los palpadores de contacto suelen ser la solución más rentable para diversas aplicaciones de medición y posicionamiento.

En un palpador de punta convencional, la punta sale con un resorte interno. Cuando se instala en un elemento fjo, normalmente se hace necesario diseñar un mecanismo para que el palpador entre en contacto con la parte que se está midiendo.

AX/P - Empuje neumático
  • Rangos de medición de  ±1, ±1,5, ±2,5, ±5 y ±10 mm
  • Error de linealidad <0.5% medición
  • Repetibilidad hasta 0,05 µm
  • Gama completa de puntas disponible
  • Accionamiento neumático con fuelle
  • Opción de retracción por vacío
  • Fuerza de punta 0,7 N (opciones disponibles)
  • Grado de protección IP65
  • LVDY y Half Bridge opciones

Un palpador neumático (de empuje neumático o de retracción por aspiración) permite reducir el número de piezas en el elemento fjo, lo que resulta en una mayor fabilidad y menor coste del elemento fjo. Además permite una rápida carga automática de esta parte en el medidor dado que la punta del palpador puede estar totalmente retraída cuando esto ocurre. Los palpadores como el AX/5/1 tienen un movimiento mecánico de 10 mm con un rango calibrado de ±1 mm al comienzo del movimiento.

AJ/P - Empuje neumático
  • Rangos de medición de ±1, ±2,5, ±5 y ±10 mm
  • Mismo rendimiento que los palpadores neumáticos estándar
  • Accionamiento neumático con pistón integrado, separado
    del fuelle.
  • Grado de protección IP50

Con transductores neumáticos convencionales, la presión de aire se contiene dentro del fuelle. Los transductores neumáticos de la gama Jet se han diseñado de forma que no haya presión en el fuelle. presión. La ventaja es que un potencial dano en el fuelle no afecta al funcionamiento, lo que resulta en menos interrupciones y en un menor coste de titularidad.